Primera Parada: GAZA. Sobrevivir a la COVID en la gran cárcel a cielo abierto.

Primera parada, ¿alguna vez os habéis preguntado cómo afrontan la COVID-19 las personas refugiadas de Palestina en el territorio más densamente poblado del mundo?

Hablamos con la Dra. Ghada Al Jadba, directora del programa de salud de UNRWA en la franja de Gaza, y con Matthias Schmale, director de UNRWA en Gaza, que nos cuentan cuál es la situación en la franja de Gaza, el estado del sistema de salud y cómo se ha enfrentado una población bloqueada y en una situación general límite a esta nueva amenaza.

 0:00 – INTRO

CONTROL.- TR DOCTORA CÓMO APLICAR MEDIDAS DE SEGURIDAD OK

DOCTORA:Este virus, todo el mundo sabe esto, se extiende como el fuego, y es un reto cómo gestionar eso con las dos millones de personas que viven en estas condiciones de vida tan pobres.

Estamos hablando que de las principales medidas tenemos diferentes campos, para tratar de acabar con este virus. Lo primero es que aquí y en todos los países y la OMS estamos hablando de «medidas sociales» y otras medidas para proteger a la gente de la COVID19 como distancia social, medidas de higiene…

Estas medidas son imposibles cuando quiero implementarlas o asegurarme de que funcionan en los campamentos de refugiados de Gaza. Si entras en estos campamentos encontrarás que la distancia en las calles entre las casas es de, máximo, metro y medio. Y todas esas casas, donde viven familias muy extensas, con diferentes edades, personas enfermas, pacientes mayores…es un riesgo muy alto para este virus…es imposible aislar de los niños…

Es una situación muy especial y diferente a la que se vive en otros países en todo el mundo.

Y hablar sobre medidas de higiene, también es imposible con estas condiciones de vida tan pobres que se dan en los campamentos, infraestructuras muy pobres, no hay electricidad, incluso no hay agua salvo para el uso doméstico…es imposible, lo hace más difícil para nosotros, cuando advertimos a la gente que cumpla unas medidas…¿cómo puedo advertirles de cosas como que tengan un metro y medio de distancia?, ¿cómo puedo decirle a la gente que lave sus manos y usen geles hidroalcóholicos…todas esas cosas?, ¿cómo puedo pedirles que lleven mascarillas con esta pobreza?

CONTROL.- MUS INSHALLAH 1

MANU: En estos tiempos de pandemia, hay quienes viven confinados, con medidas sanitarias que nos encierran en nuestras casas…el gobierno no nos deja ir a ver a nuestros seres queridos…

Esta situación, nos ha acercado a todas las personas del planeta, ahora todos comprendemos lo que sucede en otros países, ya que esta pandemia no conoce fronteras. Pero hay para quiénes todo esto del confinamiento, de tener restringido moverse, perder el trabajo o no poder acudir a un centro de salud no es nada nuevo.

En este podcast queremos invitaros a conocer la realidad, el día a día de Palestina.

Y para este primer episodio hay muchas dudas que nos surgen: ¿Cómo se vive en plena pandemia cuando tu territorio está encerrado por un muro?, ¿Cómo mantener la distancia de seguridad en una de las zonas más pobladas del planeta?

Venid con nosotros, que hoy nos vamos a Gaza.

0:02 – BLOQUE 1

CONTROL.- CARETA INSHA´ALLAH UN VIAJE A PALESTINA

MANU: Insahallah, que podríamos traducir como “ojalá” en castellano, y según la RAE significa “vivo deseo de que suceda algo”. Y esa es la intención de este podcast, el deseo de que nos fijemos en lo que sucede al otro lado del Mediterráneo y cambie la situación de una zona del planeta que es fundamental para la propia historia de la civilización.

Dejadme que os dé algunos datos, según Naciones Unidas, la franja de Gaza ya no es un lugar habitable en este 2020.

2020, el año que el mundo entero se confinó, es también el año en el que el 80% de los casi dos millones de habitantes de Gaza recibe algún tipo de ayuda humanitaria o casi un millón de personas vive por debajo del umbral de la pobreza.

0:03 – BLOQUE 2

CONTROL.- RÁFAGA FUNDE CON CONTROL.- AUDIO AMBIENTE CALLES GAZA

MANU :Por eso queríamos viajar hasta Gaza, hasta sus calles en el primer capítulo de este podcast.

CONTROL.- FUNDE CON MUS INSAH ALLAH 2 A F

Es verdad que no hemos podido ir personalmente, por las medidas de seguridad de la pandemia, aunque sí queremos hacerlo a través de personas que viven y trabajan allí para conocer cómo son estos días que han paralizado a todo el planeta

En una zona, Cisjordania y Gaza, que tendrá que esperar hasta principios de marzo para comenzar a vacunar contra la Covid, más de dos meses después de que Israel empezase a hacerlo, debido al bloqueo que ejerce el gobierno israelí sobre la población de los territorios ocupados.

Israel, que ha sacado de pecho de su campaña de vacunación, ha excluido a la población palestina de Cisjordania y la franja de Gaza.

Para conocer cómo se está viviendo la pandemia en este lugar tan especial…

CONTROL.- TR DOCTORA COMO VIVIR BAJO EL VIRUS OK A F

DOCTORA: Vivimos bajo otro bloqueo ahora mismo además del que ya se le impone a Gaza. Vivimos bajo un bloqueo durante más de 10 años y ahora estamos viviendo otro tipo de bloqueo, lo que hace la situación más tensa, hace que la gente en Gaza esté más tensa,

Hay que pensar que aquí viven dos millones de personas, lo que se considera la más alta o uno de las más altas zonas habitadas del planeta y estamos bajo dos bloqueos impuestos, el último tras confirmarse la transmisión local del virus hace unos meses.

MANU: Pude hablar con una doctora…

Ella se llama Ghada Al Jadba, trabaja en la franja de Gaza y es directora del programa de salud de la Oficina para los Refugiados Palestinos de Naciones Unidas

CONTROL.- RÁFAGA Y A F CUANDO ACABA ROCK OK ( Acaba en “…hace unos meses”)

Mientras que en el resto del mundo la gestión de la pandemia ha desatado críticas a todos los niveles entre las distintas administraciones…me preguntaba, cómo se maneja esa situación en un lugar con un sistema de salud tan débil.

CONTROL.- TR DOCTORA COMO HAN TRATADO LA PANDEMIA EN LOS HOSPITALES OK

DOCTORA: Es un desafío para nosotros, porque la distancia social, el metro y medio o incluso dos como recomienda la OMS es un reto porque los centros de UNRWA reciben miles de pacientes todos los días. Durante la cuarentena, que fue una cuarentena muy estricta impuesto por las autoridades locales en Gaza, tuvimos de hecho, planes de limpieza, para lidiar con la situación desde que empezó la pandemia.

Desarrollamos nuestro plan para hacer frente a diferentes fases de la pandemia. Durante la fase 1, durante el confinamiento, fue un plan de emergencia, un poco complicado porque durante el confinamiento nadie tenía permitido salir de casa, así que desarrollamos, junto con los centros de salud, no recibir pacientes, pero sí darles consulta de manera remota. Desarrollamos lo que llamamos «telemedicina» y tres líneas de teléfono, así que los pacientes pueden llamar a sus doctores que están dentro del centro de salud trabajando para atender a las llamadas y darles la consulta por teléfono.

Hay algunos pacientes en una situación crítica y tenemos clínicas móviles en las que nuestros doctores pueden llegar hasta estos pacientes en sus casas para darles su atención médica.

Y también hemos hecho entregas a domicilio de medicamentos a estos pacientes como estos con graves enfermedades como diabetes, hipertensión, problemas de corazón…incluso con estas condiciones tan complicadas por la pandemia, no queremos que salgan de sus casas…así que llegamos hasta ellos y les damos sus medicamentos.

MANU: Las comparaciones son terribles, en España y otros países de nuestro entorno aunque las UCIS hayan vivido situaciones límite se ha conseguido y se consiguió lidiar con la pandemia. En Gaza, la misma enfermedad, significa muertes cada día, casi 100.

CONTROL.- TR DOCTORA INCLUSO LAS MEJORES SANIDADES ESTAN AFECTADAS

DOCTORA: Este virus incluso a los sistemas sanitarios más avanzados del mundo se ha demostrado que no estaban capacitados o han encontrado problemas para luchar contra este virus. ¿Qué sucede en Gaza cuando estamos hablando sobre un sistema débil y frágil de sanidad pública para luchar contra el virus?

Es una situación muy comprometida, muy difícil, que nos pone, a los proveedores de salud, bajo una situación de presión y tensión. Nos pone ante un desastre de hecho, para intentar ayudar a toda esta gente vulnerable en Gaza

0:07 – BLOQUE 3

CONTROL.- MUS INSHA ALLAH 3 A PP Y F A SEÑAL

MANU: Ahora que nos pasamos los días viendo las cifras, de contagiados, de fallecidos… da pánico pensar qué sucede con una enfermedad así en un lugar como Gaza

CONTROL.- TR DOCTORA NUMERO DE CASOS OK

DOCTORA: El virus está afectando a miles de personas, el número de personas contagiadas a día de hoy es de…más de 2500 personas afectadas por el virus.

Algunos de ellos de hecho ya se han recuperado, algunos todavía están en tratamiento en los hospitales o en centros de confinamiento, para las personas que están con síntomas leves.

Ahora mismo hay problemas con los pacientes que no tienen síntomas y que se quedan en sus casas porque hay problemas para aislarlos con unas casas donde viven tantas personas.

Algunos o muchos de los casos son síntomas leves o son asintomáticos, lo que significa que hasta ahora eso es bueno y eso permite al ministerio de sanidad poder manejar los casos que tienen síntomas moderados y los más graves. Pero lo malo de esto es que los casos más complicados, con unas condiciones críticas, las oportunidades que tienen de curarse son muy bajas.

MANU: Una de las cosas que mas se cuenta en estos días es que la COVID satura las urgencias y las consultas y no deja que otros pacientes puedan acudir. En Gaza, donde los enfermos graves necesitan salir para recibir tratamiento, ahora lo tienen el doble de difícil.

CONTROL.- TR DOCTORA OTROS ENFERMOS QUE NECESITAN SALIR OK

DOCTORA: Es también una forma de sufrimiento, y que también se ve afectada por el bloqueo, todo el tiempo tenemos, teniendo en cuenta el número de pacientes, algunos de los informes dicen que hay hasta 50 personas que necesitan tratamiento fuera de Gaza y no se les permite salir para recibirlo.

Hablamos de tratamientos críticos, como quimioterapia, como cirugías mayores para pacientes con enfermedades graves…y eso es uno de los problemas de las personas que viven en Gaza, algunas de esas personas, se quedan en Gaza hasta que mueren.

Ese es un tipo de sufrimiento del tipo humanitario. Gaza no es un país, no tenemos todas esas unidades sofisticadas en los hospitales o sistemas de salud para grandes intervenciones. Ni siquiera tenemos radioterapia en Gaza, no hay quimioterapia o equipos para grandes operaciones, porque Gaza es solo un pequeño territorio gobernado por las autoridades palestinas, no es un país, y hay necesidades críticas para muchos pacientes que necesitan tratamiento fuera de Gaza.

Incluso yo conozco personalmente a muchos pacientes con cáncer, mujeres con cáncer de mama, que necesitan salir de Gaza, incluso personas que trabajan para UNRWA que necesitan salir para recibir su quimioterapia y no te puedes imaginar lo doloroso que es.

Uno de mis amigos más próximos que tiene diagnosticado cáncer de laringe, que es un cáncer muy agresivo, pues él pasa meses intentando conseguir los permisos de Israel para poder salir de Gaza y es rechazado por «motivos de seguridad». Es un paciente, tiene cáncer, necesita de radioterapia, quimioterapia…no puedes imaginar lo que sufre su familia o yo, que es amigo mío, esta situación y ver cómo él se va deteriorando según va pasando las distintas fases de la enfermedad.

Y cuando puede salir gracias a que alguna organización humanitaria consigue el permiso, cuando puede por fin llegar a ver al doctor, lo hace en unas malísimas condiciones. Y entonces hay que hacerle cirugías aún más invasivas.

Este es solo un ejemplo de lo que sucede de manera normal, es un ejemplo de cientos y miles de pacientes.

Esa sensación de inseguridad para nosotros, para nuestros hijos, nuestros seres queridos, amigos…nos pone en una situación terrible y afecta a todas a las personas en Gaza.

MANU: Al drama de la salud, hay que sumarle una preocupación que quita el sueño a todo el mundo. Puestos a salvar, ¿la salud o la economía?

CONTROL.- TR DOCTORA DILEMA ECONOMIA O SALUD OK

DOCTORA: Hay muchos problemas, no solo la libertad de movimientos, también poder salir de casa para ganar dinero…Hay diferentes problemas, cuando las autoridades piensan en quitar o cambiar las medidas de confinamiento, están pensando también en la debilidad de su sistema sanitario y cómo si se relaja el confinamiento el sistema sanitario podrá recibir cientos o miles de pacientes enfermos.

Ahora mismo en nuestros hospitales no hay capacidad para atender a los pacientes de COVID y también en términos de capacidad técnica. Es un dilema de hecho. Por eso estamos intentando hacer un equilibrio entre un confinamiento no total, se permite a algunas personas salir fuera para trabajar y al mismo tiempo se trabaja en otras zonas llamadas como «Zonas Rojas» y los restaurantes están cerrados, también las mezquitas…no se permiten bodas…todas esas cosas.

MANU: En España y otros muchos países hemos visto protestas y manifestaciones. La gente cada vez está más cansada de las medidas que restringen el movimiento, los toques de queda…

En Gaza, no poder ir a donde quieres es lo más normal del mundo

CONTROL.- TR DOCTORA LA GENTE OK

DOCTORA: Incluso si vivimos todo el tiempo en unas condiciones particulares, y ahora hay un nuevo tipo de condición, sí, no hay mucha libertad como pasa en otros países durante el confinamiento, y la gente piensa que se están violando las libertades de movimiento, pero en Gaza la libertad de movimiento lleva siendo violada desde hace tiempo.

Ahora la gente lo siente de otra manera, no tienen muchos lugares a los que poder ir, quizás la playa, el mar, mucha gente intenta salir de sus casas a dar un paseo, porque incluso, y no olvidemos esto, no hay electricidad en muchas casas, y ellos viven en casas con mucha gente, sin electricidad, a veces hace mucho calor, lo que hace que la gente viva de manera complicada.

No es sólo el problema es la libertad, también tiene que ver con la economía, mucha gente tiene que salir de casa para ganar dinero de manera diaria para cubrir sus necesidades. Para traer comida a sus familias, no se pueden quedar en casa, porque es difícil, incluso las autoridades locales cuando piensan continuar el confinamiento ellos saben que esta es una opción para países con una buena economía, pero para Gaza es difícil continuar en un confinamiento y no dejar a la gente que se gane la vida porque las autoridades de Gaza no pueden apoyar a sus familias de manera económica así que no los pueden prevenir de morir por Covid o morir de hambre. Es muy difícil hacerlo

0:10 – BLOQUE 4 DIRECTOR UNRWA

CONTROL.- MUS INSHA ALLAH 4 A PP Y F

CONTROL.- TR DIRECTOR UNRWA LA SITUACIÓN ES MUY TRISTE OK

DIRECTOR: Lo que no ha cambiado, lo que ha empeorado es la sensación de falta de expectativas, creo que con la reciente «normalización» entre algunos países de la zona e Israel da la sensación de que los palestinos han sido olvidados, incluida Gaza.

Hay mucho pesimismo en la gente y falta de una perspectiva de futuro, cada día leo informes de seguridad, y se reporta violencia en familias, violencia entre comunidades, disputas entre familias e intentos de suicidio…

Nuestros compañeros de salud nos cuentan que también es una epidemia psicosocial y eso está en aumento. Mientras que ha durado el confinamiento en la franja de Gaza, las autoridades israelíes han permitido salir a recibir tratamiento a muchas menos personas que de costumbre, algunas personas han muerto antes de que hubieran podido recibir tratamiento porque no pudieron recibir medicamentos, así que sí la situación es más triste que hace un año.

MANU: Al que escucháis es a Matthias Schmale, director de la Oficina para los Refugiados Palestinos en Gaza al conocí hace un año.

Desde allí, ya lo habéis oído, asume que la situación es triste e incluso crítica.

CONTROL.- TR DIRECTOR UNRWA LA SITUACIÓN VA A EXPLOTAR OK

DIRECTOR: Creo que es cuestión de tiempo que Gaza explote. Podemos contar con ello, la gente está relativamente tranquila, creo que es un milagro que la gente esté tan tranquila, por tanto tiempo, incluso tan faltos de perspectivas. La gente va a la calle sin nada que perder y empiezan a tirar piedras…y eso puede empezar mañana, en un año…nadie sabe. Lo hemos visto en otros lugares como Libia, Sudán…cómo de rápido la situación puede cambiar y yo realmente creo que Gaza es muy volátil y frágil que una irrupción masiva, en medio de un conflicto militar con Israel, en cualquier momento puede empezar.

MANU: Llevamos desde marzo con la pandemia encima, y a todos esta nueva situación nos ha sobrepasado, ansiedad, estrés, depresión…imaginad cómo será allí, que llevan más de 13 años de bloqueo israelí

CONTROL.- TR DIRECTOR UNRWA NO ES UNA SITUACIÓN NUEVA OK

DIRECTOR: No es particularmente una situación nueva e incluso hace unas semanas tuvimos una escalada militar, mientras este conflicto sucede, se producen más restricciones a la movilidad, que de hecho no es algo nuevo aquí y en ese sentido creo que la gente no está sorprendida y se ha adaptado rápidamente.

Lo que es nuevo es, como en cualquier parte del mundo, el enemigo invisible. Estamos luchando contra algo que no podemos ver, que no sabemos exactamente dónde está, cómo se expande.

Así que eso está aumentando los niveles de ansiedad, creo. Que ya estaba ahí tras 13 años de bloqueo, las marchas del retorno y todo eso. El trauma psicológico, la incertidumbre sobre el futuro, ya era muy fuerte en Gaza y por supuesto la pandemia lo ha aumentado

MANU: En Gaza la Sanidad está gestionada por los Hospitales públicos de la Autoridad Nacional Palestina y también cuenta con el apoyo de centros de salud de la UNRWA, que durante esta pandemia han tenido que cambiar su forma de atender a los pacientes

CONTROL.- TR DIRECTOR UNRWA LOS CENTROS DE ATENCIÓN PRIMARIA OK

DIRECTOR: UNRWA principalmente…creo que nuestros servicios de salud son de por sí críticos, para ayudar a prevenir la difusión del virus y de poder manejarlo. Lo que quiero decir con esto es que nuestro sistema de atención primaria, nuestros 22 centros de salud…la gente necesita tener salud para poder resistir las enfermedades y nuestros trabajadores de atención primaria han sido más importantes que nunca.

Como imagino que sabrás, desde el 24 de agosto estamos dando atención sanitaria a todas las personas en Gaza, no solo refugiados, eso significa que los hospitales se pueden concentrar en atender solo casos de COVID. Eso ha significado una pequeña división en el trabajo, UNRWA se encargaba de la atención primaria y los hospitales públicos se encargaban del COVID19.

Así que en ese sentido nuestros centros de atención primaria han respondido muy bien al virus, de manera que todo era mucho más seguro, dando medicamentos de manera telemática, o consultas por teléfono, pero de repente también pudimos dar medicamentos a las personas que estaban en sus casas. Si tienes diabetes, o también asistencia a las mujeres embarazadas y vacunas…la gente podía venir a los centros de una manera segura.

MANU: Si algo también ha caracterizado estos meses, son las polémicas entre gobiernos y autoridades competentes.

Vivir en un lugar prácticamente aislado del exterior te da una visión diferente, sin las prisas del día a día

CONTROL.- TR DIRECTOR UNRWA LA GESTION DE LOS GOBIERNOS OK

DIRECTOR: Me gustaría hacer dos comentarios al respecto, el primero es que hay diferencias en las autoridades y se podría decir que sucede en los más políticos, los líderes del movimiento y los servicios civiles, la gente que dirige esos servicios públicos. Aquí se escuchan los mismos comentarios de algunos políticos, «no creo en el virus», «no creo que exista» o que intentan instrumentalizarlo para su propia agenda.

MANU: En un territorio que prácticamente es zona de guerra, esas polémicas pasan a otro lugar

CONTROL.- TR DIRECTOR UNRWA RELACION CON EL GOBIERNO DE GAZA OK

DIRECTOR: Hay 3 ministros que son los que responden al virus, uno es por supuesto Sanidad. Y nuestro equipo de Salud está en contacto constante con el equipo de Sanidad, yo me reúno con el ministro mañana…

Hay una buena coordinación pragmática, tengo que decir que sea cual sea la orientación política o militar de la situación aquí, los ministros están haciendo un buen trabajo, como el ministro de Sanidad.

El otro ministro es el de Asuntos Sociales, me he reunido con él en un par de ocasiones, estamos en contacto, porque tenemos que coordinar nuestros planes de Alimentos

Y el último ministerio es el de Interior, que es el responsable de la seguridad y de los movimientos, para poder movernos desde los centros de salud y entregar los alimentos…y necesitamos permisos especiales de ellos

Tengo que decir que estamos funcionando de una buena y pragmática forma juntos.

0:13 – BLOQUE 5 VUELVE DOCTORA + DIRECTOR

CONTROL.- MUS INSHA ALLAH 5

MANU: La doctora al Jabda me recordaba algo todo el tiempo: que en Gaza, se vive bajo dos cierres. El político y el sanitario

CONTROL.- TR DOCTORA VIVIR BAJO DOS CIERRES (

DOCTORA: Antes de este segundo confinamiento parecía que habíamos llegado a los límites de lo imposible, era muy difícil dejar Gaza. 

Si quieres irte para estudiar, recibir un tratamiento, es muy muy difícil. A veces es incluso imposible. 

Ahora ya ni siquiera podemos luchar, quizás para mí como miembro de UNRWA, quizás tenga permiso para salir, aunque pueden no dejarme alegando «razones de seguridad», pero ahora mismo con el confinamiento en medio mundo es imposible, y más aún con nuestro confinamiento particular.

MANU: Vivir así, bajo cuarentenas y toques de queda, es algo que esperemos que el año que viene ya no tengamos que volver a sufrir Quién sabe lo que sucederá allí

CONTROL.- TR DIRECTOR UNRWA VIVIR BAJO DOS CUARENTENAS OK

DIRECTOR: ¿Sabes? Hace unos meses cuando el virus llegó a la región, incluyendo Gaza y sus áreas en cuarentena, podrías escuchar a muchos medios de comunicación, activistas y demás decir que dábamos la bienvenida al mundo en cuarentena y con restricciones de movimiento porque esa es la experiencia normal en Gaza. El 90% no ha salido nunca de esta pequeña parte de tierra y ellos conocen muy bien qué significa no tener permitido moverse.

0:15 – DESPEDIDA

CONTROL.- MUS INSHA ALLAH 6

MANU: Esta es la historia de Gaza y cómo afronta estos días de COVID. Están a más de 3.500 kilómetros de distancia de España. Aunque espero que hayáis podido sentir lo que ellos sienten como si los tuvierais al lado.

Insha allah